Burgos – TurismoBurgos
TurismoBurgos

Burgos

La ciudad de Burgos, fundada en el año 884 por Diego Rodriguez Porcelos, conserva un riquísimo Patrimonio histórico-artístico que te sorprenderá. Tradición y vanguardia se unen para hacer de tu visita algo inolvidable.

En tus visitas por la ciudad y alrededores te proponemos visitar los siguientes monumentos:

    • Catedral de Santa María.
      La Catedral de Burgos, primera Catedral gótica que se construye en España y también una de las más ricas, fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO el año 1.984. Fundada por el rey Fernando III, El Santo, y el Obispo D. Mauricio, se comenzó a construir el año 1221 y en su interior alberga capillas de los siglos XIII al XVIII  donde podemos admirar diferentes estilos arquitectónicos.

 

    • Iglesia de San Nicolás de Bari.
      Situada junto a la Catedral, en pleno Camino de Santiago a su paso por la ciudad, fue construida a principios del siglo XV en el lugar donde existió un templo románico. Cuenta en su altar mayor con un esplendido retablo en piedra realizado por  Francisco de Colonia a principios del siglo XVI.

 

    • Iglesia de San Esteban.
      Situada en la ladera del Castillo, fue construida entre los siglos XIII-XIV y en ella se encuentra actualmente el Museo del Retablo, donde hay expuestos retablos renacentistas y barrocos procedentes de distintas localidades de la Diócesis de Burgos. En el coro alto hay una sección dedicada a la orfebrería.

 

    • Iglesia de San Gil.
      La austeridad de su aspecto exterior, debido a que estuvo incluida en la muralla de la ciudad, no permite adivinar la belleza y riqueza de su interior, que cuenta con un esplendido conjunto gótico, el más importante de la ciudad después de la Catedral.

 

    • Iglesia de San Lesmes.
      Edificada en el siglo XIV sufrió una importante remodelación en el siglo XVI, ya que las delicadas columnas góticas no sostenían la bóveda de la nave central y hubo que desmontarla totalmente.

 

    • Monasterio de Las Huelgas.
      Este monasterio cisterciense fue  fundado el año 1187 por el Rey Alfonso VIII y su esposa Leonor de Plantagenet, que están enterrados en él junto a algunos de sus descendientes que así lo desearon, lo que convierte al Monasterio en un Panteón Real.

 

    • Monasterio de la Cartuja de Miraflores.
      A tres kilómetros del centro de Burgos se encuentra un Monasterio habitado por una veintena de monjes cartujos, que aunque viven en comunidad, llevan una vida retirada y solitaria de oración y trabajo consagrada a Dios. El Monasterio fue fundado en 1442 por Juan II, rey de Castilla y León y padre de Isabel la Católica.

 

    • Monasterio de San Pedro de Cardeña.
      A diez kilómetros del centro de  Burgos se encuentra un Monasterio habitado por monjes cistercienses de la estricta observancia, también llamados trapenses. El monasterio se remonta a época visigótica y estuvo habitado por monjes benedictinos. La prosperidad del Monasterio en época medieval queda reflejada en la gran calidad de su Scriptorium.

 

    • Museo Provincial.
      La Casa Miranda y la Casa de Iñigo Angulo, bellos palacios renacentistas, son la sede de una importante colección  de obras de arte que por su origen o por destino tienen una procedencia exclusivamente burgalesa y que nos muestran la evolución histórica y cultural de la provincia desde el Paleolítico hasta nuestros días.

 

    • Muralla.
      Su construcción fue ordenada por el rey Alfonso X el Sabio en 1276. No se conserva en su totalidad, aunque podemos admirar amplios lienzos de la misma y seis de sus doce puertas: San Esteban, San Gil, San Juan, Santa María, La Judería y San Martín.

 

    • Castillo.
      El origen del Castillo está vinculado a la fundación de la ciudad de Burgos por el Conde Diego Porcelos en el siglo IX, habiendo sufrido profundas transformaciones a lo largo de los siglos.  Probablemente durante el reinado de Alfonso VIII de Castilla se produce la primera gran transformación, participando expertos alarifes al gusto mudéjar de la época. El rey castellano Enrique IV emprende la segunda reforma, fundamentalmente de embellecimiento, con objeto de transformarlo en palacio.

Acércate a conocer una provincia donde la historia y el arte impregnan cada rincón. Descubrirás paisajes de ensueño, variadas tradiciones y una gastronomía de calidad incuestionable.

En Burgos ¡TE ESPERAMOS!