Ruta de la Bureba: Oña, Frías, Poza de la Sal y Briviesca – TurismoBurgos
TurismoBurgos

Ruta de la Bureba: Oña, Frías, Poza de la Sal y Briviesca

Extensa comarca situada al noreste de la Provincia,  regada por múltiples arroyos y riachuelos que llevan sus aguas hacia el Ebro y conforman un paisaje de gran belleza natural. Azorín la definió como “el corazón de las tierras de Burgos” y  el paso obligado de Pancorbo, el llamado Corredor de la Bureba, ha sido atravesado por numerosos pueblos desde la Prehistoria, lo que ha supuesto una gran riqueza cultural.

Panorámica de Frías

Panorámica de Frías

OÑA, VILLA CONDAL

El año 1011 el  Conde Sancho García, el de los Buenos Fueros, funda el Monasterio de San Salvador, que pone en manos de su hija, la infanta Tigridia. Desde ese momento el devenir de la villa de Oña estará ligado al de su Monasterio.

Otros lugares destacados son la Iglesia parroquial de San Juan, el palacio del Obispo González Manso, las casas blasonadas de las familias Alonso de Prado y Díaz del Castillo, así como la Calle Barruso donde estuvo ubicada una importante aljama judía.

 

FRÍAS

Vista del Castillo de Frías

Vista del Castillo de Frías

Situada en el Valle de Tobalina, pertenece a la comarca de las Merindades y limita con la de la Bureba. Asentada en un cerro alargado, a cuyos pies fluye el río Ebro, ha constituido a lo largo de su historia un nexo de unión entre las tierras vascas y cántabras con las castellanas. Sus calles de estructura medieval, sus casas colgantes, el extraordinario castillo, las iglesias de San Vicente y San Vítores, además de su puente romano y medieval, convierten a Frías en uno de los pueblos más bellos de Burgos.

 

 

 

POZA DE LA SAL “BALCON DE LA BUREBA”

El casco urbano de Poza está declarado Conjunto Histórico- Artístico desde 1982. Está rodeado por la muralla medieval y se accede a él a través de las puertas denominadas de Las Eras, del Ayuntamiento y del Conjuradero, siendo el monumento más representativo de su casco histórico la iglesia de San Cosme y San Damián.

El esplendor de la villa está relacionado con las Salinas, cuya explotación ya se llevaba a cabo desde antes de la época romana. Cuenta con un centro de interpretación de las Salinas, situado en el edificio que  fue Casa de Administración de las Reales Salinas y cuya construcción se realizó en 1786  reinando  Carlos III.

Su castillo constituye una de las fortalezas más inexpugnables de la provincia de Burgos por su enclave excepcional.

 

BRIVIESCA

Capital de la Comarca de la Bureba, ha sabido conservar un cuidado casco histórico. La Plaza Mayor es el centro de la vida de Briviesca  y en sus calles encontramos numerosas  casas nobiliarias, fiel testimonio de la importancia de la ciudad en otros siglos.

Su arquitectura religiosa es de gran importancia, destacan la Iglesia de San Martín, la Iglesia Colegial de Santa Maria y el Monasterio de Santa Clara.