Ruta del Arlanza: Covarrubias, Lerma y Silos – TurismoBurgos
TurismoBurgos

Ruta del Arlanza: Covarrubias, Lerma y Silos

Les ofrecemos un recorrido por el antiguo alfoz de Lara, tierras del conde Fernán González, donde la historia y leyenda nos harán descubrir una época apasionante de Castilla.

Bellísimos y variados parajes naturales dominados por la Sierra de las Mamblas y las primeras estribaciones de la Sierra de la Demanda.

Palacio Ducal de Lerma Exterior del Monasterio de Santo Domingo de Silos Claustro del Monasterio de Santo Domingo de Silos Botica del Monasterio de Santo Domingo de Silos Sierra de la Demanda Desfiladero de La Yecla

 

COVARRUBIAS

Situado junto al río Arlanza, impregnado de gestas y romances, es un pueblo que hechiza al visitante. Pasear por sus calles y plazas  transporta a otra época a todos aquellos que se acercan a descubrir uno de los pueblos más bonitos de España.

Destaca la Puerta del Archivo del  Adelantamiento de Castilla https://slotsduck.com/, el Torreón de Fernán González, la Casa de Doña Sancha, la iglesia de Santo Tomás y la magnífica Colegiata de San Cosme y San Damián, cuya riqueza interior sobrecoge al visitante.

 

LERMA, VILLA DUCAL Y CONVENTUAL

Villa relacionada con el Duque Francisco de Sandoval y Rojas, valido de Felipe III, es uno de los conjuntos barrocos más armoniosos y equilibrados del arte en  siglo XVII.

Su bella Plaza Mayor, una de las más grandes de España,  está dominada por el Palacio Ducal, actual Parador de Turismo. Destacan también el Convento de San Blas, los Monasterios de Santo Domingo, Santa Teresa y la Ascensión de Nuestro Señor, así como la Iglesia Colegial de San Pedro.

 

SANTO DOMINGO DE SILOS

Situado en un entorno natural privilegiado, muy próximo al desfiladero de la Yecla, es uno de los Monasterios benedictinos que conserva un pasado glorioso, remontándose su fundación a época visigótica, probablemente al siglo VII. Ya en el siglo X encontramos documentos que hacen referencia al Monasterio de San Sebastián de Silos, que más tarde tomará el nombre de Santo Domingo, en  honor al que fuera su abad en el siglo XI, Domingo Manso. En época del Santo se comenzó a construir el claustro del Monasterio, una de las obras más bellas del arte románico. También se debe a él la fundación del Scriptorium y la Biblioteca de Silos que será una de las más ricas de España en la Edad Media. Aquí escribirán los monjes de forma intencionada las primeras palabras en lengua castellana en unos libros latinos dedicados al uso litúrgico (glosas silenses).

Los monjes de Silos son conocidos internacionalmente por el canto gregoriano que han sabido conservar y divulgar.