(+34) 947 463 646 - (+34) 617 95 34 92 info@turismoburgos.com

El camino de Santiago

El Camino de Santiago atraviesa de este a oeste la provincia de Burgos, desde Redecilla del Camino hasta Puente Fitero (Itero del Castillo). Este trayecto de 112 kilómetros por tierras burgalesas lo realizan todos los años peregrinos de muy diversas nacionalidades.

El número de caminantes se incrementa los Años Santos Compostelanos, esto es, cada vez que el 25 de julio, festividad de Santiago Apóstol, cae en domingo. Esto ocurre con una cadencia regular de 6-5-6-11 años.

A su paso por nuestra provincia el peregrino descubre paisajes que invitan al recogimiento, ríos y fuentes de aguas cristalinas, así como espléndidos monumentos: hospitales emblemáticos, acogedoras ermitas, grandiosos monasterios e impresionantes templos.

Redecilla del Camino

Es la primera población del Camino en nuestra provincia tras dejar tierras riojanas. En el Códex Calixtinus es mencionada como Radicella. Cuenta con varios edificios blasonados, un rollo jurisdiccional, una fuente decorada con motivos jacobeos y en el interior de su templo parroquial, dedicado a Nuestra Señora de la Calle, encontramos una bellísima pila bautismal del S.XII.

Castildelgado

La localidad posee una iglesia de estilo tardo-gótico dedicada a San Pedro, donde reposan los restos de don Francisco Delgado, obispo de Jaén y Lugo y, posteriormente, arzobispo en Burgos.

En su casco urbano hallamos la ermita barroca de Santa María del Campo y las ruinas del palacio de los Berberana.

Viloria de Rioja

Es conocida por ser la localidad natal de uno de los santos más importantes del Camino de Santiago, Santo Domingo de la Calzada, patrón de los ingenieros de caminos.

En su iglesia se conserva la pila donde el santo recibió su primer sacramento.

Villamayor del Río

Su iglesia parroquial está bajo la advocación de San Gil, la vida de este santo era un ejemplo para los peregrinos medievales por sus virtudes y milagros.

Belorado

Es mencionada en el Códex Calixtinus como Belforatus, traduciendo su nombre como « hermoso agujero », haciendo alusión a la abundancia de cuevas eremíticas en el lugar.

De origen romano, fue repoblada por el rey Alfonso I « El Batallador » que la otorgó fueros en el año 1116.

Al entrar en Belorado encontramos la ermita de Nuestra Señora de Belén, construcción que en otros tiempos fue el Hospital de los Caballeros.

Quedan vestigios de su castillo, una de las fortalezas más importantes de la Edad Media por su estratégica situación.

Cuenta con tres magníficas iglesias, la de San Nicolás, que es la más antigua de la localidad, la de San Pedro del Siglo XVII, situada en la Plaza Mayor, y la iglesia renacentista de Santa María, del siglo XVI, en cuyo interior se conserva una bella imagen de la Virgen que se remonta al siglo XIII y un retablo pétreo dedicado al Apóstol Santiago.

Cerca de un puente de nueva construcción, por el que los peregrinos abandonan Belorado, se encuentra el puente Canto sobre el río Tirón, cuya realización se atribuye al propio San Juan de Ortega.

Tosantos

Destaca su espectacular ermita excavada en la roca bajo la advocación de la Virgen de la Peña.

Villambistia

La iglesia de esta localidad data del siglo XVII y está dedicada a San Esteban. En este lugar se conservan dos edificios que fueron albergues de peregrinos.

Espinosa del Camino

Sus casas son uno de los mayores exponentes de la arquitectura popular rural de la zona.

Villafranca Montes de Oca

Cuatro kilómetros antes de llegar a esta localidad, en el ábside en ruinas del antiguo Monasterio de San Felices permanecen los restos del Conde Diego Rodríguez Porcelos, fundador de la ciudad de Burgos el año 884.

Villafranca es uno de los enclaves más importantes del Camino de Santiago, nombrada en época romana como Auca Autrigona, fue posteriormente sede episcopal, desde época visigoda hasta el año 1075 en que la diócesis se trasladó a Burgos.

En el interior de su iglesia, dedicada a Santiago, se conserva una concha traída de Filipinas, que ejerce las funciones de benditera, siendo la más grande de todo el Camino de Santiago.

Su toponimia recuerda que fue un lugar habitado en su mayoría por francos, gente de allende los Pirineos que llegaban hasta aquí peregrinando y que terminaron instalándose en este lugar.

El Real Hospital de San Antonio Abad, fundado en 1380 por la reina Doña Juana Manuel, esposa de Enrique II, era reconocido como uno de los más acogedores y generosos con los peregrinos

En las proximidades de esta localidad se encuentra la ermita de la Virgen de Oca, y en sus inmediaciones se puede visitar el pozo de San Indalecio, un bello paraje natural. En el mismo lugar donde el santo fue martirizado brota agua de una fuente en forma de trébol.

San Juan de Ortega

Pasados los Montes de Oca se llega al Monasterio dedicado a San Juan de Ortega, discípulo de Santo Domingo de la Calzada, y, como su maestro, constructor de hospitales, caminos y puentes que facilitasen el tránsito a los peregrinos.

La iglesia está dedicada a San Nicolás de Bari, pues cuenta la tradición que, volviendo San Juan de Ortega de una peregrinación a Jerusalén, la embarcación en la que viajaba estuvo a punto de sufrir un naufragio, por lo que suplicó la intercesión de San Nicolás, santo del que portaba una reliquia, quien lo salvó de tan duro trance. Poner la iglesia bajo su advocación era una forma de agradecimiento,

Unos años después de la muerte del santo y para que el lugar no se convirtiese en una ruina y siguiera desempeñando su función, el obispo de Burgos Pablo de Santa María se lo donará a los Jerónimos.

En el interior de la iglesia todos los años se produce el llamado “Milagro de la Luz” en los equinoccios de primavera y otoño.  A las cinco de la tarde, hora solar, a través de una ventana ojival orientada al oeste, penetra un rayo del sol, iluminando un capitel historiado con escenas de la Anunciación, la Visitación, el Sueño de San José, el Nacimiento, el Anuncio a los Pastores y la Adoración de los Reyes.

Los restos del Santo reposan en una modesta sepultura en la cripta.

Además de la iglesia son reseñables dos claustros, uno gótico, que se encuentra en la Casa rectoral y otro barroco.

Agés

Bello ejemplo de arquitectura tradicional, con casas de entramados de madera y enfoscados con argamasa. Su iglesia actual es de época renacentista, edificada en el mismo lugar que un templo de época anterior en el que, según la tradición, fue enterrado en el año 1054 el rey García de Navarra que perdió la vida en la célebre batalla de Atapuerca.

La construcción del puente sobre el río Vena, a la salida de la localidad, está atribuida al propio San Juan de Ortega.

Atapuerca

Atapuerca se ha hecho internacionalmente conocida por haberse encontrado en esta localidad los restos humanos más antiguos de toda Europa. Los yacimientos de Atapuerca, que tantas sorpresas están deparando hasta la actualidad, fueron declarados Patrimonio de la Humanidad el año 2000 y son todo un referente en el estudio de la evolución humana a nivel mundial.

Burgos

Burgos cuenta con magníficas iglesias en torno al trayecto del Camino de Santiago a su paso por la ciudad: Santa María la Real y Antigua de Gamonal, San Lesmes, San Gil, San Esteban, San Nicolás, San Pedro de la Fuente…, así como con una de las catedrales más grandes y bellas de España.

La Catedral de Burgos fue declarada Patrimonio de la Humanidad el año 1984 y en su interior conserva capillas de los siglos XIII al XVIII. Destacan también el cimborrio, obra de Juan de Vallejo, la Escalera Dorada de Diego de Siloé y la Capilla de los Condestables, entre otras. En el exterior son reseñables sus portadas del Sarmental, Pellejería y Coronería, así como las magníficas agujas de las torres de la fachada principal, obra de Juan de Colonia.

Burgos cuenta además con importantes monasterios como la Cartuja de Miraflores o el de Santa María la Real de Huelgas.

A lo largo de los siglos la ciudad ha brindado una gran acogida a los peregrinos, siendo numerosos los hospitales que les dieron alojamiento en siglos pasados, el más importante de ellos fue el Hospital del Rey, fundado por Alfonso VIII, sede actualmente del Rectorado de la Universidad de Burgos.

 

Villalbilla

Su iglesia parroquial está dedicada a Nuestra Señora de la Asunción, advocación bastante extendida por las iglesias del Camino

Tardajos

Su origen se remonta al menos a la época romana, siendo uno de los enclaves de la vía que unía las localidades romanas de Julióbriga y Clunia.

Existe documentación sobre la ubicación en Tardajos de un antiguo hospital de peregrinos. En el año 1182, la condesa Doña Mayor cedió los derechos sobre la instalación de acogida peregrina a la diócesis de Burgos.

Destaca su iglesia de la Asunción de Nuestra Señora, ubicada en el centro del pueblo sobre un alto.

Rabé de las Calzadas

Su toponimia hace alusión al cruce de vías romanas. En la localidad encontramos varias casas blasonadas, la iglesia dedicada a Santa Marina y una ermita bajo la advocación de Nuestra Señora del Monasterio.

Hornillos del Camino

Típica población con una calle-camino perfectamente alineada de este a oeste. Quizá el ejemplo más sintomático como población jacobea sea la pasada existencia de un hospital para peregrinos que también fue utilizado como lazareto. Lo ordenó fundar en 1156 el rey Alfonso VII que lo cedió, junto con la población, a los monjes de San Dionisio de París. Posteriormente, se fundó un monasterio benedictino dependiente del francés de Rocamador. La iglesia de Santa María destaca sobre el resto de las construcciones. Hasta no hace tanto en su interior se conservaba una imagen de la Virgen de Rocamador aludiendo a su vinculación con el país vecino.

Arroyo de San Bol

El valle de San Bol es un lugar enigmático, rodeado de misterio, ya que el inesperado abandono de la población por parte de sus habitantes en 1503, posiblemente por alguna epidemia, ha forjado un sinfín de leyendas.

Conserva vestigios del Antiguo Convento de San Baudilio que dependía del de los monjes antonianos de Castrojeriz y que, posteriormente, pasó a depender de los monasterios de Oña y de Cardeña.

Hontanas

Su nombre proviene de fuente (fontana) y cuenta con un templo del siglo XIV dedicado a la Inmaculada Concepción.

Entre sus edificios, destaca uno denominado « Hospital de los Franceses », acepción local del centro hospitalario para peregrinos denominado de San Juan.

Convento de San Antón

Fue fundado por Alfonso VII en 1146, bajo la advocación de San Antonio Egipcíaco. Desde su fundación el convento estuvo ligado a la atención del peregrino. Los monjes antonianos, con su entrega, contribuyeron a magnificar el prestigio del recinto. Curaban el « Sacer Ignis », una especie de gangrena infecciosa, hoy conocida con el nombre de « Fuego de San Antón ». Aparecía sobre la piel con una capa de vejigas acuosas que producían una quemazón y escozor sumamente dolorosos, llegando a ser mortal. Su causante, hoy plenamente catalogado, es el hongo « Cláviceps Purpúrea », que provoca la alteración del grano hasta convertirlo en el denominado « Cornezuelo del Centeno ». También eran expertos sanadores de la actualmente conocida como « Peste Porcina »; por ello a San Antón en su iconografía se le representa con fuego o con un cerdo a su lado.

Castrojeriz

Castrojeriz tiene su origen en lo alto del cerro, sobre el que se asienta el castillo, del que recibe el apelativo de Castro. Excavaciones en lo alto del mismo han puesto de manifiesto su ocupación desde la Edad del Bronce, hace unos 1.500 años a.C., hasta la Edad Media.

Es uno de los enclaves con mayor riqueza cultural y artística del Camino de Santiago, el cual cruza el pueblo longitudinalmente a lo largo de más de 1500 metros, lo que la convierte en una de las travesías urbanas más largas de la ruta jacobea.

La villa está declarada Conjunto Histórico y entre sus Bienes de Interés Cultural se encuentra el Castillo, la Casa denominada “El fuerte”, la Torre, la Iglesia de San Juan, la Iglesia de Santo Domingo, la Colegiata de Nuestra Señora del Manzano y el Monasterio de Santa Clara.

Itero del Castillo

Se trata de la última población del camino en la provincia de Burgos. Destacan la torre defensiva que domina el pueblo, la Ermita de San Nicolás y el Puente Fítero del S. XI, sobre el rio Pisuerga, construido a instancias de Alfonso VI.

Para contratar nuestros servicios o para cualquier información adicional, llámanos o envíanos un email:

Tfno./Fax: (+34) 947 463 646
Móvil:  (+34) 617 953 492
Email: info@turismoburgos.com